¿Qué está pasando con el trabajo en la actualidad?

¿Sabíais que actualmente sólo persiste el 1% de los trabajos que había en 1.900?

A comienzos del siglo XIX, un grupo de artesanos ingleses al que se les conocía como ludistas (Ned Ludd), se dedicó a destruir los telares industriales que habían llegado, porque según ellos iban a acabar con su medio de vida. Surgió así el ludismo, un movimiento social que se oponía a la introducción de maquinaria moderna en el proceso productivo. Del sector industrial textil se extendió también al campo, dirigiendo su ira contra las trilladoras incorporadas a labores agrícolas. Y a otros países, como Francia, Bélgica, Alemania o España (Alcoy en 1821 y Barcelona en 1835).

El mundo ha estado cambiando a lo largo de su Historia, lo único que ocurre es que los cambios actuales se están produciendo cada vez de una forma más rápida.

Nuestra mente percibe los acontecimientos de manera lineal, mientras que el cambio siempre se produce de manera exponencial. ¡Por eso nos cuesta tanto trabajo entender qué está pasando y de dónde nos vienen las tortas!

Pero, ¿por qué está pasando?

Principalmente, por la globalización y por el auge de la tecnología.

La globalización ha hecho que el tablero de juego haya cambiado. Ahora, es más grande, tenemos nuevas reglas y nuevos jugadores, nueva competencia.

El aumento de la competencia ha hecho que las empresas tengan que ponerse las pilas. Quien quiera seguir en el juego tiene que ser más productivo, innovador o incluso disruptivo.

Por otro lado, la tecnología está provocando un cambio en el mercado, un cambio que será cada vez más profundo, más intenso, más rápido, para el cual no todo el mundo está preparado o está dispuesto a aceptarlo. Os digo una cosa, la resistencia al cambio nunca ha parado la evolución.

Silvia Leal, experta en e-Liderazgo, Innovación y Transformación Digital, en su libro “e-Renovarse o morir” nos indica que:

  • El 47% de los trabajos actuales desaparecerán en 15-20 años, siendo sustituidos por máquinas, robots y software
  • El 90% de los puestos que queden serán transformados, luego requerirá la adquisición de nuevas competencias
  • Habrá 825.000 vacantes en 2.020 en Europa
  • Se necesitarán 25 millones de emprendedores para que Europa mantenga su nivel de competitividad

Por otro lado, las empresas cada vez contratan a menos personas y durante menos tiempo. Si nos fijamos en los contratos laborales que se celebran, la mayoría (9 de cada 10) son temporales, y muchos de esos contratos son a tiempo parcial. Aumentan las subcontrataciones de otras empresas (externalización) y forman redes especializadas entre ellas (colaboración entre empresas).

Para seguir siendo competitivas las empresas deben optimizar al máximo sus costes, por eso externalizan parte de sus procesos y operaciones. Y entre los costes más significativos que hay en una empresa son los de personal.

Pero ¡ojo!, no estamos diciendo que un trabajador sea un recurso caro, estamos diciendo que la relación entre un trabajador como recurso y la empresa está cambiando, debe cambiar y adaptarse al nuevo mundo, al mundo VICA, mundo del que ya te hemos hablado en artículos anteriores.

Así, la relación empresa-trabajador se vuelve más flexible, adaptable y temporal.

Ante esta situación tenemos varias opciones:

  • Pensar como una parte de la sociedad que cree que los ordenadores, los robots y la tecnología en general, lo único que hacen es destruir puestos de trabajo. Ser ludistas del siglo XXI.
  • Adoptar una actitud proactiva y ser personas emprendedoras.
  • O mejor aún, convertirnos en “knowmads” o nómadas del conocimiento.

Y tú, ¿qué opción eliges?

Deja un comentario